Blogia
Escalambrujos.

Las cosas de la basura.

 

Me encanta escuchar a Van Morrison en mi nuevo equipo Hi-Fi marca Marantz Superscope encontrado en la basura el otro día. El giradiscos, el sintonizador de radio y la pletina de cassettes las he guardado en un armario (que uno nunca sabe lo que nos traeran los tiempos), pero los bafles y el ampli  aquí estan en mi salón, conectado al ipod con discos en calidad flac y sonando de maravilla. Todas las navidades pasa igual, el año pasado un pedazo de televisor de 32 pulgadas, panorámico, mi actual televisor, tirado en el contenedor. La factura de la reparación no llegó a los 50 euros. 

De este consumismo y de que exista  gente caprichosa me alegro yo y mi fagocitador instinto, pero da cierta pena ver en lo que nos hemos convertido.  Es algo que no ocurre en los paises pobres, en Cuba un coche aguanta 50 y hasta 60 años. Un televisor en áfrica ni te cuento, los veías desmontados por todas partes, uniendo piezas de uno con otro, porque un televisor sano es un partido de futbol europeo alrededor del cual se reuniran unas 15 o 20 personas, aunque sea de 15 pulgadas.

Como la productora del señor Morrison no deja insertar videos suyos, que más les dará, si los puedo ver en youtube, cuelgo el de Marvin Gayes y ojito no perderse la versión de los geniales Auseron Brothers de " target="_blank">Las Malas lenguas.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

JESUS -

Sería el año 90, Javier volvió de la Facultad y al entrar en la calle Latassa vio dos televisiones en la basura,,uno en color y otro en blanco y negro.

Dábamos por hecho que de las dos, la vieja funcionaria, y nos fuimos corriendo a por ella, lo mismo debió pensar el que se la llevo.

Cogimos la que nos dejo, la de color, por mas que buscamos, para desesperación de Javier, no encontramos el mando a distancia. Lo queriamos todo. Subimos a casa, la encendimos y apareció José Antonio Maldonado dando el parte metereológico. Desde entonces para nosotros fue como un dios, cada vez que hablaba guardábamos un respetuoso silencio.

Cuando dejamos el piso, le dije a Javier, que se la llevase, por haberla visto primero, no quiso, se fue a por las pesetas de Franco y Juan Carlos y nos la jugamos a los chinos, al mejor de 12, gane 7 a 6.

La tele sigue en activo, funcionando como el primer día.

Bueno, continuara, … son tantas las cosas que hemos ido cogiendo de la basura, al son de “¿pero que hace, dondes vas con eso, pero de verdad te lo vas a llevar…?”

Amen...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres