Blogia
Escalambrujos.

De Cafayate a Tafí del Valle.

— Sí, y esto no es nada — me contestó el otro —. Cálmese. Ya lo sentirá más fuerte cuando lleguemos a Cómala. Aquello está sobre las brasas de la tierra, en la mera boca del infierno. Con decirle que muchos de los que allí se mueren, al llegar al infierno regresan por su cobija.

Pedro Paramo (JuanRulfo) (pág. 111).

 

Me entero con tristeza del fallecimiento de mi tio Amado, él y especialmente mi tía Rosalia fueron muchas cosas en mi niñez: tíos, abuelos e incluso alguna vez hicieron de padres, en los felices días de la infancia en los que el trabajo tenía ocupados a los míos. Hoy mi recuerdo y cariño para ellos y para mis primos Jesús y José Carlos.

Estoy en Salta de nuevo, marché hacía Cafayate hace varios días, allí caí en un buen lugar, en el hostel de "El mudo" un borrachín simpatiquísimo que me cogió cariño y su mujer, embarazada de siete meses. Alquilé una bicicleta y recorrí las quebradas en una dura jornada de 47 km con el viento de frente, paisajes espectaculares, que me recordaban a las novelas de Juan Rulfo, El llano en llamas y Pedro Paramo... "El mudo" me llevo a comprar al mercado carne para preparar un asado y con él estuve cocinando para las doce personas del hostel, al día siguiente sería yo el encargado de hacer el asado... También caminé hacia unas cascadas en Río Colorado, donde, después de 3 horas de caminata, me encontré con un colegio de Tucuman que estaba allí de excursión.

Dos días en Cafayate y marché hacia Tafí del Valle, una población en la provincia de Tucuman muy parecida a Asturias. Allí, compartiendo casa con Anuk y Nina, una holandesa y una Belga que llevaban el mismo recorrido, alquilé de nuevo una bicicleta y al día siguiente hice un recorrido alrededor del valle, esta fue dura porque era subiendo un puerto de montaña, pero el paisaje y los pueblos merecieron la pena. Anuk y Nina se marchaban hacía Cordoba cuando llegué al apartamento y al día siguiente, osea hoy, salía yo hacía Tucuman para allí coger de nuevo un autobús hacía Salta, donde mañana a las siete de la mañana cogeré el tren de las nubes, que durante 12 horas y a la impresionante velocidad de 25 km/h me llevará desde los 1600 metros de esta localidad a los 4200 del final del viaje, compraré hojas de coca en el tren para el Soroche.

El viernes salgo hacía Chile a San Pedro de Atacama y de allí al salar de Uyuni, en un recorrido de tres días en 4x4 y de allí a Bolivia, por fin, que estoy deseando, aunque el recuerdo que me llevo de Argentina es enorme.

 

 

 

 

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Gonzo -

Jodo macho, que envidia. Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Pili Amparo -

recuerdo tan enorme como enorme es el país
feliz ascensión de altura a tan "alta" velocidad,total tu ya debes estar acostumbrado a la altura desde la estatura que nos miras a todos ¿no?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres