Blogia
Escalambrujos.

El Flanker

Durante dos meses de  mi vida fue flanker de un equipo de Rugby. Éramos tan pocos los jugadores de aquel equipo universitario que no era suficiente para disputar partidos ni podíamos hacer partidillos en los entrenamientos. Durante aquellos meses corrí como nunca lo había hecho, hice las únicas flexiones de mi vida y vomité de rodillas sobre el césped en un par de ocasiones. Después de aquellos meses, la desmotivación que provocaba no poder disputar partidos hizó que aquel proyecto se abandonará y yo deje de ser un flanker, pero el mal ya estaba hecho, el rugby ya estaba dentro de mí.

Hace un par de años me fui a Francia con el Güey, que es el culpable de que se encendiera en mi de nuevo la llama de este deporte, a ver a los All-Blacks jugar en el mundial. Y hace un par de semanas mientras veíamos a los patilludos tres cuartos del equipo de Gales atravesar como centellas la línea francesa, recordaba aquellos partidos que ví de niño narrados por Ramón Trecet, cuando el rugby no era profesional y lo disputaban carniceros, leñadores, abogados... y el Güey me dijo "visita ell blog de Mario Ornat, habla de rugby, ya verás."

Creo que nadie en este país ha definido mejor que Ornat las sensaciones que produce este deporte, la competitividad, el compañerismo, la nobleza. Recomiendo leer algún post a los neófitos para que así entiendan de que hablo. Mientras tanto yo he soñado de nuevo con ser un flanker, llevar el seis a la espalda y salir rápido de la melé  para  lanzarme a los pies del medio apertura.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

Ana -

hoy a la verita mía, en Cardiff, Gales ha ganado a Inglaterra. un beso
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Güey -

Siempre serás un flanker, y además de los buenos, si hubieras nacido en las antipodas (debe ser parecido a fuentesclaras, pero con kiwis de postre a todas horas) serías un all blacks. Nos quedan muchos partidos de rugby para brindar con pintas. Salud.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres