Blogia
Escalambrujos.

Cemento sobre hortensias.

Por no hacer daño a quien tanto te amaba
renunciaste al vértigo de la felicidad.
Por no dinamitar laberintos y dudas,
por no robarle al cielo secretos y ambrosía
apagaste tu antorcha en los acantilados.
La belleza no es para los cobardes,
sostiene Gamoneda.
Miedo y pasión, cemento sobre hortensias.
Tiraste la toalla y cerraste los brazos.
Que nunca te arrepientas de esta luz invernal.

Angel Petisme.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres