Blogia
Escalambrujos.

Matanza de la Calle Atocha

El 24 de enero de 1977 un grupo de pistoleros ultraderechistas asalto un despacho de abogados laboralistas afiliados a CCOO y al PCE, todavía ilegal en España, condujo a los 9 abogados y abogada que en el interior, a las diez de la noche, todavía continuaban trabajando, a una habitación y allí los ametrallaron a todos, muriendo cinco de ellos y quedando otros cuatro gravemente heridos.

Los asesinos fueron José Fernández CerráCarlos García Juliá y Fernando Lerdo de Tejada  y el autor intelectual el entonces secretario provincial del sindicato vertical del transporte Francisco Albaladejo. 13 años después un informe de los servicios secretos italianos demuestra la participación de un ciudadano de ese país, perteneciente a una organización anticomunista vinculada a la CIA. Lerdo de Tejada se fugó en 1979 en un permiso penitenciario, manda cojones, antes del juicio y todavía sigue en paradero desconocido; Garcia Julia se fugó cuando le quedaban 10 años de prisión y fue detenido en Bolivia por tráfico de estupefacientes y cumple condena en una carcel Boliviana, donde espero que le esten llenando el ojete de esperma de “Soldadito Boliviano” como recito Celaya y Fernández Cerrá parece que trabaja, como no, de vigilante de seguridad, ese gremio.....

La matanza fue un duro golpe a la moral democrática y de izquierdas española y supuso la primera manifestación multitudinaria tras la muerte del dictador. El Partido Comunista pactó con el gobierno de Suarez que se permitiera un entierro público a cambio de que los dirigentes Comunistas mantuvieran a sus afiliados tranquilos, el PC fue, al contrario que el PSOE, un partido activo en la clandestinidad y en la lucha antifranquista. Las imagenes del entierro son sobrecogedoras, los cientos de puños levantados al paso de los ataudes, los cantos de La Internacional...., la demostración de poder y solemnidad que hizo el PC esos días provocó, que tres meses después, durante la festividad de Sábado Santo se legalizara el Partido Comunista Español.

Hace 33 años, el 24 de enero de 1977 murieron acribillados a tiros en el número 55 de la calle Atocha de Madrid los abogados Enrique Valdevira, Luis Javier Benavides, Francisco Javier Sauquillo, el estudiante de derecho Serafín Holgado de Antonio y el administrativo Ángel Rodriguez Leal. En realidad los muertos fueron diez, porque Dolores González Ruiz, casada con Sauquillo estaba embarazada y el bebé murió. Los asesinos eran muy católicos.

Me estoy leyendo Anatomía de un instante, novela-ensayo sobre la asonada del 23-f escrito por Javier Cercas y, por curiosidad, me estoy apuntando muchos de los nombres que aparecen en el libro, porque tanto nombre compuesto me chirría y me suena bastante y el google ayuda mucho a seguir la pista a la gente y es que pese a los 33 años que han pasado desde la matanza siguen muchas cosas igual y es que, debajo de la corbata naranja, o el traje de empresario centrista y demócrata de toda la vida, creo que aun hay mucho camisa azul.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Emilio -

Hasta el director de un periodico muy monarquico que antes presidia jurados de miss España.

Juan -

Ni lo dudes... en muchos la corbata sólo sirve para sostener el cuello, pero no para cambiar su pasado falangista. Se repiten los apellidos, las familias, los cargos; una suerte de democracia hereditaria que no sólo alcanza su paroxismo en Ourense con los Baltar.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres